Bolígrafo y papel

Funciones de un gabinete de prensa

Existe un gran debate en el mundo del periodismo en torno a esta pregunta. La respuesta es clara: sus funciones deben estar acorde con las necesidades de comunicación corporativa de una organización. Esta es la clave. Por lo tanto, un gabinete de prensa profesional deberá estar capacitado para apoyar a la dirección de comunicación de una empresa en función de las necesidades que realmente tenga.

Funciones del gabinete de prensa en una empresa de reciente creación

Imaginemos que nos encontramos frente a una startup que acaba de cerrar una ronda de financiación. Probablemente, entre sus objetivos principales estará darse a conocer, para conseguir una imagen de marca dentro de su mercado y, por otro lado, querrá captar nuevos usuarios. Las funciones de un gabinete de prensa en este caso serían:

  • Analizar qué tipo de audiencia es la que debe ser impactada dentro del ámbito de negocio de la startup.
  • Establecer qué medios y canales de comunicación nos ayudarán a llegar a ese público.
  • Determinar una estrategia basada en la presentación de la marca ante los potenciales clientes, de modo que nos presentemos ante ellos como el producto, servicio o solución ideal para un determinado problema que tienen en su vida cotidiana.
  • Determinar acciones concretas, con medios de comunicación y canales específicos, con a los que hacer llegar nuestros mensajes.

Funciones de un gabinete de prensa en una empresa consolidada

Imaginemos, por otro lado, una gran multinacional presente en diversos países y con un negocio más que consolidado. Aquí las funciones a cubrir serían otras bien diferentes:

  • Lo principal en este caso será determinar cuáles son las ventajas competitivas. ¿Debe un gabinete de prensa decir a la empresa cuáles son esas ventajas? Probablemente pueda hacerlo con una mejor perspectiva por dos razones:
    • Tiene una visión externa de la compañía e imparcial.
    • Realizará un análisis desde la percepción que tiene la sociedad, no desde la propia corporación.
  • Establecer una estrategia de comunicación acorde con los valores de marca que se pretenden reforzar.
  • Organizar eventos masivos que trasladan esos valores.
  • Establecer una estrategia de microcomunicación en diferentes valores y líneas, con el objetivo de mantener una línea constante de impacto en diferentes tipos de audiencia.
  • Contactos unilaterales con periodistas e influencers para añadir y aportar calidad y valor a la marca, a partir de la demostración de los beneficios y ventajas de sus productos y servicios a estas personalidades de ámbito muy específico o técnico.
  • Consolidar valores de referencia a nivel social, comunicando hitos y promoviendo acciones RSC dentro de la compañía.

En definitiva, un gabinete de prensa deberá realizar dos grandes funciones:

  1. Analizar de dónde parte la empresa.
  2. Realizar una estrategia de comunicación a raíz de ese análisis.

Si a partir de aquí, conseguimos determinar bien los objetivos de comunicación y planteamos una serie de acciones creativas, conseguiremos aportar valor desde un gabinete de prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *